¡Yo también quiero tener un triorgasmo!

¡Yo también quiero tener un triorgasmo!

¿Qué es el triorgasmo?
Se conoce como triorgasmo al orgasmo que se alcanza estimulando al mismo tiempo el clítoris, el punto G (una zona rugosa ubicada en la cara superior de la vagina y que puedes sentir introduciendo la mitad del dedo índice) y el ano (el que puede ser estimulado de diferentes formas).

“Es un cóctel sensorial que abarca las tres zonas o formas de estimulación”, explica la sexóloga húngara autora de varios libros de sexualidad Ava Cadell.

Cadell asegura que existen tres posiciones con las que puedes alcanzar este orgasmo triple. Una de las posiciones es a través del famoso 69 y la estimulación oral. La forma de realizarlo sería a través de la estimulación del clítoris de la mujer con la lengua, mientras con los dedos o con ayuda de un accesorio penetras la vagina y estimulas el punto G y el ano de manera aleatoria.

El qué, el cómo y el cuándo del sexo anal
Con respecto a esto hay un par de advertencias: por un lado, debes tener en cuenta que la zona debe estar muy bien lubricada para que la penetración no sea dolorosa. Otra consideración muy importante es el tema de prevención de infecciones y contaminación del área de la vagina. La zona del ano y el recto está plagada de bacterias que pueden ser muy peligrosas para la vagina y alrededores. Asegúrate de no utilizar el mismo dedo ni juguete en una zona y la otra y siempre lavarte con jabones o lociones antibacteriales, recomiendan los expertos.

Otra forma de obtener el triorgasmo, explica Cadell, es cuando la mujer se encuentra encima de su pareja e inclina la cadera hacia adelante para estimular y rozar el clítoris. En esta posición, como la penetración es profunda, el Punto G será estimulado por el pene y la mano de tu compañero está libre como para estimular la zona anal. También puedes experimentar utilizando un juguete estimulador del clítoris o vibrador si el roce no es suficiente para llegar el orgasmo.

Para las que gustan de la posición más tradicional, conocida como la posición del misionero puedes agregarle algunas variantes y acercarte al triorgasmo.

Coloca las rodillas en su pecho para que el clítoris sea frotado por su cuerpo o esté más a mano durante el coito y tu pareja con sus manos se encargará de lo demás. La idea es que la penetración sea suave y pausada pero rítmica, así como también la estimulación clitoridiana.

Más información
Comentarios:
Comentar
¡Haz misiones y diviértete!
Gana y compra más barato