Cultivar tomates en bolsas

Cultivar tomates en bolsas

Cultivar tomates en bolsa es una de las fórmulas más sencillas de cultivar tomates en nuestro balcón o terraza.

El compuesto de las bolsas de cultivo de hortalizas está especialmente formulado para un crecimiento óptimo, pero se seca rápido. Para superar ese inconveniente, aumente el volumen del mismo insertando macetas sin fondo en la superficie de las bolsas y llénalas de sustrato universal de buena calidad. El sustrato añadido le da más espacio de crecimiento a las raíces y retiene mejor el agua.

Paso a paso para cultivar tomates en bolsas

Paso 1
Haz agujeros de drenaje en la base de la bolsa y corta tres círculos grandes en la parte superior. Inserta tres macetas sin fondo (fabrícalas o cómpralas hechas) en los orificios y llénalas de compuesto extra.

Paso 2
Trasplanta las tomateras a la bolsa cuando estén a punto de abrirse las flores. Planta una tomatera en cada maceta, colocando el cepellón debajo de la superficie del compuesto y riégala bien.

Paso 3
Pon cañas de apoyo y expurga los tallos que aparezcan entre las hojas y el tallo principal: consume energía que debe a la producción de frutos. Añade una dosis semanal de fertilizante líquido.

Paso 4
A medida que crezcan los tallos principales, átalos a las cañas con un cordel. Evita que la planta crezca demasiado expurgando la punta, las dos o tres hojas por encima del último fruto del tallo.

Paso 5
Riega bien las tomateras durante el crecimiento, pues los frutos pueden partirse o enfermar si no tienen la humedad que necesitan. Si cultivas los tomates en un invernadero, o tienes muchas macetas de las que cuidar, plantéate instalar un sistema de riego por goteo.

Más información
Comentarios:
Comentar
¡Haz Challenges y diviértete!
Gana y compra más barato