BMW M4 GT4

Traducido by Google XD

La compra de un coche de carreras preparada de fábrica es una cosa relativamente fácil de hacer, si usted tiene los medios. Un número de fabricantes, de Mazda para Porsche, vender coches que están listo para competir directamente de la caja. BMW, después del éxito de la generación E92 M3 GT4, anunció hoy que un GT4 M4 estará listo para la temporada 2018.

La especificación de GT4 es la clase más baja de la FIA GT de carreras. Está destinado para los corredores aficionados, y como tal, las regulaciones son muy estrictas. Cada coche tiene que tener al menos un piloto aficionado, y las reglas en cuanto a lo que constituye como un aficionado son muy específicos y claros. Aparte de BMW, Aston Martin, Porsche, Toyota y todos los coches de campo en las carreras de especificaciones GT4.

Al igual que el M3 GT4, la nueva versión de la M4 viene de fábrica homologada a las especificaciones de la FIA GT4. BMW dice que la M4 GT4 utilizará cilindros del cupé estándar de 425 caballos de fuerza con turbocompresor twin-3.0 litros en línea de seis, incluyendo la electrónica - el saliente M3 GT4 utiliza 420 caballos de fuerza, de altas revoluciones, V8 de aspiración natural de 4.0 litros del coche estándar. El nuevo coche también tirará de los bits como un capó de fibra de carbono de la M4 GTS.

Los detalles específicos como pesas o capacidades de fluido no han sido revelados, ni se ha confirmado la transmisión. No está claro si la M4 será más pesado que el más pequeño M3 saliente, que pesa poco más de 3.000 libras. Esperar que las cosas como tomas de aire integrado, una jaula antivuelco, asientos ligeros, y otras partes de carreras listo para llevar a lo largo.

El M4 GT4 se iniciará la prueba al final de 2016, en preparación para su debut en 2018. Los clientes con que no pueden esperar, pueden comprar una de otras ofertas listo para la carrera de BMW. BMW vende actualmente la M6 GT3 y M235i y Racing. Piezas como la caja de pedales, frenos, y los asientos para la M4 GT4 son los mismos que los de la GT3 M6.

Los precios no han sido anunciados, pero la corriente M3 GT4 vende por alrededor de $ 140.000. El coche debe salir a la venta a finales del año próximo.

Ver más


El mítico Toyota Supra cada vez está más cerca de renacer, gracias a la ayuda de BMW

Seguro que os acordáis del espectacular Toyota FT-1. Aquél prototipo de la casa japonesa apareció por primera vez a comienzos de 2014 en el Salón de Detroit y posteriormente nos lo encontramos como una de las estrellas del videojuego Gran Turismo 6 en dos versiones diferentes. Desde entonces llevamos soñando con el retorno del legendario Toyota Supra, y puede que llegue en 2018.

Lo cierto es que Toyota y BMW llevan desde 2012 trabajando juntos, sumidos en el más absoluto hermetismo, en la plataforma de un deportivo híbrido con tracción a las cuatro ruedas. Para Toyota supondría la vuelta de un nombre ansiado por todos nosotros, Supra, mientras que BMW materializaría su deseo de crear un nuevo deportivo que rivalizase con los Porsche 911, un hipotético BMW Z5.

Misterio y secretismo apuntan a algo muy bueno

Durante estos cuatro años de alianza no hemos tenido ni una sola pista de qué es lo que traman con sus respectivos nuevos deportivos. Sólo se sabe que se ha visto un descapotable de BMW con mucho camuflaje que no era el Z4 y que en Toyota lo que quieren es un reemplazo del Supra, que también habría salido a estirar las piernas.

Las versiones alemana y japonesa llegarían a lo largo de 2018, lo que supone casi dos años de espera aún para disfrutar de su más ansiada creación en los últimos años. Pero si efectivamente el objetivo es 2018 y ya hay prototipos rodando en carretera, no puede faltar mucho para tener noticias sobre sus productos definitivos.

En base a los rumores que corren por la red, para la planta motriz se recurriría a un esquema híbrido con tracción a las cuatro ruedas, con un motor térmico de gasolina de origen BMW, todo ello montado sobre un chasis de fibra de carbono.

Tanto la marca de la hélice como Toyota aportarán toda su experiencia por separado en vehículos híbridos y eléctricos para el desarrollo del sistema de propulsión, además del ingente I+D llevado a cabo por Toyota con sus prototipos de carreras en Le Mans.

Pese a las similitudes técnicas de ambos modelos, cabría pensar que los desarrollos sigan caminos separados. No buscarán competir en la misma liga como hacen el Toyota GT86 y el Subaru BRZ, sino ser deportivos complementarios que satisfagan áreas diferentes dentro del mercado de los coches deportivos.

Si bien la plataforma es la misma, es más que probable que sea escalable para permitir adaptarse a las diferentes batallas que emplearían cada uno de los modelos, así el equipo alemán y el equipo japonés pueden trabajar en desarrollos absolutamente distintos sin hacer demasiados cambios ni alterar la estructura.

Aún es una incógnita el nombre del deportivo nipón, no se sabe si conservará la denominación de su antecesor u optarán por otra diferente que le diferencie, ya que a nivel técnico será un vehículo infinitamente más avanzado, complejo y, seguramente, caro. Pero después de que en 2006 expirase la patente, Toyota volvió a registrar el nombre Supra en 2010.

Son ya 14 años los que llevamos esperando al nuevo Supra, y si el nuevo modelo sale parecido a un híbrido entre el prototipo FT-1 y el Toyota GT86, me atrevería a decir que nos haría muy felices a muchos apasionados del motor.

En cualquier caso, tanto secretismo y tanto trabajo de desarrollo sólo nos hacen soñar con dos nuevos deportivos que estén a la altura de las grandes expectativas que hay depositadas en ellos. El hype está por las nubes.

¡Ansiosos estamos por saber más!

Ver más

1 Lovit

2 comentarios

jairo-arcayo Esperemos que sea muy pronto!!

adam-fuentes-montalvo habiendo un Skyline falta un supra


AM-RB 001: tecnología F1 de Red Bull en un Aston Martin de calle

Desde hace meses se sabe que Aston Martin y la escudería Red Bull de Fórmula 1 trabajaban en un proyecto conjunto, un modelo que trasladase la tecnología de la competición a un deportivo homologado para circular por la carretera.

Tanto tiempo de colaboración ha dado por fin su fruto, el superdeportivo AM-RB 001, una unidad de preserie (todavía faltan retoques para el modelo final de producción) de la que, además de su imagen, se conocen poquísimos detalles. Aunque los que ya han trascendido son muy suculentos.

Para dar una idea del calibre del proyecto, Adrian Newey, el mago de la ingeniería que diseñó los más laureados monoplazas de Red Bull F1, ha afirmado que será más rápido que un Fórmula 1 actual. Ahí es nada. Además, habrá una variante solo para uso en circuito que estará a la altura de un prototipo de la categoría LMP1 de LeMans.

¿Cómo consigue esas prestaciones? Para empezar, todo el chasis y la estructura están realizados en fibra de carbono, lo que ayuda a conseguir un peso realmente ligero. Se desconoce la fuerza que genera su motor V12 atmosférico, pero ya se ha afirmado que tendrá la suficiente para conseguir una relación peso-potencia de 1 a 1 (algo que hasta ahora solo ha conseguido el Koenigsegg One:1).

Además, su carga aerodinámica tendrá “unos niveles sin precedentes” y estará basada sobre todo en el flujo del aire en la parte inferior del vehículo, lo que le mantendrá pegado al suelo como ocurre en la F1. Este aspecto ha liberado en gran parte el diseño de la carrocería, realmente baja y de la que emergen como puntos altos los cuatro pasos de rueda y la cabina, que permite alojar a dos personas.

Todo esto parece indicar que es un vehículo perfecto para exprimir en trazados cerrados, pero desde ambas compañías se ha buscado la comodidad de uso en el día a día. De este apartado se encarga un sistema de suspensiones específico creado para la ocasión, del que aún no se han dado detalles.

Todavía está por confirmar su producción final, se estima que las entregas comenzaran en algún momento por determinar de 2018, pero se barajan unas cifras de entre 99 y 150 unidades del AM-RB 001, de las que 25 serán para uso exclusivo en circuito.

Ver más

1 Lovit


Lamborghini Sesto Elemento nacido como prototipo de superdeportivo y hoy parte de la gama de producción, fue presentado por la empresa italiana de automóviles Lamborghini en el Salón del Automóvil de París de 2010. Su nombre hace referencia al sexto elemento de la tabla periódica de elementos: el carbono; ya que para aligerarlo se ha utilizado en su diseño masivamente la fibra de carbono. Es una serie muy limitada, de la que cual se construiran 20 unidades para clientes muy exclusivos de la marca. El precio total es de 2,5 millones de euros.1 El prototipo presentado originalmente estaba ensamblado sobre la base de un Lamborghini Gallardo LP570-4 Superleggera Edizione Tecnica. Todo el Lamborghini Sesto Elemento está diseñado pensando en ganar la batalla contra el peso haciendo hincapié en los materiales y alcanzado un peso final de 999 kg. Para aligerarlo utiliza fibra de carbono en el habitáculo, en toda la sección frontal de la carrocería y en los parachoques. El subchasis que soporta el motor y los anclajes de la suspensión es de aluminio, en la tornillería se ha utilizado principalmente titanio, y para el ensamblaje de piezas se ha recurrido a técnicas de unión derivadas de la industria aeroespacial. Los tubos de escape son de "Pyrosic", un nuevo material de tipo cerámico, mezcla de polvo cerámico y resina sintética, capaz de tolerar temperaturas muy elevadas, de hasta 900 ºC.2 El motor es un V10 montado en posición central longitudinal con 5.2 litros de cubicaje y 610 CV. A pesar del aumento de peso que pueda suponer el Sesto Elemento utiliza un sistema de tracción integral permanente, mediante un diferencial central de acoplamiento viscoso, combinado con un autoblocante cuyo tarado transmite un 45% al eje posterior y un 55% al anterior. El vehículo posee una distancia al suelo de 8.7 cm. El cambio es de tipo robotizado e-gear y los frenos cuentan con discos carbo-cerámicos que van alojados en vistosas llantas de CFRP. El peso mínimo combinados y la potencia que alcanza el motor consiguen una relación peso/potencia de 1,75 kg por CV, lo que se traduce en unas prestaciones de vértigo: 2,5 segundos en el 0 a 100 km/h, tiene una velocidad máxima de 365 km/h. (Como referencia, basta decir que un Lamborghini Gallardo LP 570-4 Superleggera pesa 1.340 kg y tiene una relación peso/potencia de 2,35 kg/CV). En el diseño exterior llaman la atención los faros frontales, que son de tipo bi-xenón y están enfatizadas por medio de cuatro leds colocados verticalmente, la zona posterior por su reducido voladizo y por la adopción de un difusor, un deflector aerodinámico y un alerón que aportan apoyo a alta velocidad y el portón del motor que forma una única pieza con el paragolpes trasero abriéndose al unísono (detalle que estaba ya presente en el Lamborghini Miura. En el interior, de diseño minimalista sólo hay tres botones ubicados en la consola central, uno para poner en marcha el motor, otro para insertar la marcha atrás y el último para activar las luces.

Lamborghini Sesto Elemento

Lamborghini Sesto Elemento nacido como prototipo de superdeportivo y hoy parte de la gama de producción, fue presentado por la empresa italiana de automóviles Lamborghini en el Salón del Automóvil de París de 2010. Su nombre hace referencia al sexto elemento de la tabla periódica de elementos: el carbono; ya que para aligerarlo se ha utilizado en su diseño masivamente la fibra de carbono.
Es una serie muy limitada, de la que cual se construiran 20 unidades para clientes muy exclusivos de la marca. El precio total es de 2,5 millones de euros.1
El prototipo presentado originalmente estaba ensamblado sobre la base de un Lamborghini Gallardo LP570-4 Superleggera Edizione Tecnica. Todo el Lamborghini Sesto Elemento está diseñado pensando en ganar la batalla contra el peso haciendo hincapié en los materiales y alcanzado un peso final de 999 kg. Para aligerarlo utiliza fibra de carbono en el habitáculo, en toda la sección frontal de la carrocería y en los parachoques. El subchasis que soporta el motor y los anclajes de la suspensión es de aluminio, en la tornillería se ha utilizado principalmente titanio, y para el ensamblaje de piezas se ha recurrido a técnicas de unión derivadas de la industria aeroespacial. Los tubos de escape son de "Pyrosic", un nuevo material de tipo cerámico, mezcla de polvo cerámico y resina sintética, capaz de tolerar temperaturas muy elevadas, de hasta 900 ºC.2
El motor es un V10 montado en posición central longitudinal con 5.2 litros de cubicaje y 610 CV.
A pesar del aumento de peso que pueda suponer el Sesto Elemento utiliza un sistema de tracción integral permanente, mediante un diferencial central de acoplamiento viscoso, combinado con un autoblocante cuyo tarado transmite un 45% al eje posterior y un 55% al anterior. El vehículo posee una distancia al suelo de 8.7 cm. El cambio es de tipo robotizado e-gear y los frenos cuentan con discos carbo-cerámicos que van alojados en vistosas llantas de CFRP.
El peso mínimo combinados y la potencia que alcanza el motor consiguen una relación peso/potencia de 1,75 kg por CV, lo que se traduce en unas prestaciones de vértigo: 2,5 segundos en el 0 a 100 km/h, tiene una velocidad máxima de 365 km/h. (Como referencia, basta decir que un Lamborghini Gallardo LP 570-4 Superleggera pesa 1.340 kg y tiene una relación peso/potencia de 2,35 kg/CV).
En el diseño exterior llaman la atención los faros frontales, que son de tipo bi-xenón y están enfatizadas por medio de cuatro leds colocados verticalmente, la zona posterior por su reducido voladizo y por la adopción de un difusor, un deflector aerodinámico y un alerón que aportan apoyo a alta velocidad y el portón del motor que forma una única pieza con el paragolpes trasero abriéndose al unísono (detalle que estaba ya presente en el Lamborghini Miura. En el interior, de diseño minimalista sólo hay tres botones ubicados en la consola central, uno para poner en marcha el motor, otro para insertar la marcha atrás y el último para activar las luces.

Ver más