Crea una misión de Batidoras para que otra gente pueda hacer lo que les pides.

CREAR MISION
Ingredientes •Un paquete y medio de galletas •100 gramos de mantequilla •350 gramos de queso crema •5 cucharadas de leche condensada •400 ml de nata para montar • Uno o dos mangos •Un sobre de cuajada Preparación En primer lugar prepararemos la base de galletas. Muele todas las galletas hasta que queden polvo o al menos bien troceadas, a continuación añade la mantequilla derretida (si quieres ponla unos segundos en el microondas) y mézclalo bien hasta que queden todas las galletas humedecidas. Una vez lo tengas, ponlo en el recipiente que hayas escogido, extiéndelo bien e intenta que quede de manera uniforme por todas las partes. Mételo en la nevera hasta que tengas que añadir la crema. A continuación vamos a preparar la crema de queso y mango: Escoge una cacerola que no se pegue para evitar que se nos pueda estropear, ponla a fuego medio y añade tanto la nata como la leche condensada, remueve hasta que quede bien mezclada. Haz un puré con la mitad del mango e incorpóralo a la crema, con el restante trocéalo en cuadraditos y cuando esté caliente añádelo. Saca el recipiente con la base de galletas, coge una cuchara y acércalo a la base pero sin tocar, vierte la crema sobre la cuchara para evitar que la galleta pueda levantarse y nos estropee la presentación. Una vez lo tengas sólo nos queda dejarla enfriar para disfrutarla. Yo suelo hacerla de un día para otro, de esta manera me aseguro de que quede bien cuajada y los diferentes ingredientes queden integrados sus sabores. Para la presentación, puedes utilizar otro mango, pasarlo por la batidora y verterlo por encima. Es una tarta de queso diferente, exótica y sensacional. Trucos El primer truco para esta tarta es el de utilizar la cuchara a la hora de verter la crema para evitar que se levanten las galletas. Pero otro es jugar con las cantidades, hay personas a las que le gusta la tarta de queso pero sin que sepa mucho a queso. Podéis aumentar la cantidad de nata o reducir la cantidad de queso crema, el sabor varía. Si aumentáis mucho las cantidades y teméis porque no se os cuaje, añadir otro sobrecito de cuajada. Personalmente me gusta más utilizar la cuajada que la gelatina ya que con la cuajada la tarta siempre queda cremosa.

Cargando más publicaciones…